¿Debo permitir que mi niño juegue Fortnite?

Compartir:

 

 

Primero fue Minecraft y luego Fortnite. Algunos videojuegos se convierten en un virus que atrapa a generaciones enteras. Los padres posiblemente se vean ante un difícil dilema:  “¿Se convertirá mi hijo en un excluido si no lo dejo jugar?”. “¡Pero si todos lo juegan!”.

El problema que entraña es el siguiente: si bien Fortnite tiene una colorida gráfica de cómic y figuras alegremente danzantes, se trata de un juego de disparos. Quien quiera ganar, deberá ser el último sobreviviente de 100 jugadores. Y esto solamente será posible en la medida que se mate a tiros a los restantes competidores virtuales.

¿Cuán brutal es Fortnite?

Fortnite ya tiene este concepto de competición, un escenario muy combativo”, dice Daniel Heinz, pedagogo social que dirige la entidad de asesoramiento sobre juegos del estado federado alemán de Renania del Norte-Westfalia. “Sin embargo, la brutalidad se reduce significativamente en comparación con otros juegos con armas”, puntualiza.

Esto significa que si bien se dispara, no se derrama sangre y los personajes tampoco mueren. Por lo tanto, en Alemania, el Battle Royale Mode, el popular subtítulo de Fortnite, es apto, al igual que el resto del juego, para mayores de 12 años. La recomendación de Heinz, en tanto, no es en esencia diferente, aunque sí un poco más estricta: considera que Battle Royale es apropiado para mayores de 14 años, ya que evalúa que menores de esa edad podrían verse desbordados o frustrados por la competencia.

Forme una opinión propia

“Si durante el juego tengo una sensación de que algo no está bien, debo manifestarlo, debe hablarse al respecto”, sostiene la bloguera sobre familias Patricia Cammarata, que escribe en www.dasnuf.de sobre juegos y medios en la educación, entre otros temas. “Pero sobre todo con los jóvenes es importante mantenerse lo más concreto posible, de lo contrario estos argumentos no serán aceptados. Y para eso simplemente tengo que ahondar en el juego”, explica.

Quien quiera conocer un juego, no necesariamente tiene que usar un comando ni un teléfono inteligente. Por un lado, hay sitios web que publican textos sobre juegos actuales. Pero también hay streams en vivo o grabaciones de juegos, los llamados ‘Let’s Play’, disponibles en plataformas como YouTube y Twitch. Y, por supuesto, los padres también pueden mirar por encima del hombro de sus hijos mientras juegan.

Una sesión de Fortnite Battle Royale grabada por ‘Ninja’ (Richard Brevins, 28 años), uno de los más reconocidos ‘gamers’ (jugadores profesionales) en YouTube y otras plataformas.

La presión de grupo

Asesorados de esta manera, los padres pueden entonces lanzarse a discutir con sus hijos. Pero, ¿qué pasa si el niño sigue argumentando que lo juegan todos, pese a los reparos?

“El argumento de que ‘todos’ en la clase lo juegan puede sumar”, opina asimismo Cammarata. De todas maneras, recomienda que entre los más pequeños se busque también conversar al respecto con otros padres. Por lo tanto, los expertos instan a alcanzar acuerdos. “En Fortnite se puede participar sin tener que jugarlo, por ejemplo, mirando cosas en YouTube”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *