Fortnite: El juego que parecía morir pero que sigue dominando

Compartir:

 

 

Fortnite es un videojuego desarrollado por la empresa norteamericana Epic Games que en 2017 logró instalarse convirtiéndose en un furor a nivel global. Sus características marcadas, su innovación y su jugabilidad fueron los factores claves que hicieron que el juego se transforme en un ícono de los últimos años, manteniéndose en la primera plana hasta el día de hoy, cosa no sencilla en este mundo tan amplio como es el de los videojuegos.

Fortnite aplica la modalidad tan conocida y utilizada como es la de Battle Royale. Pero, ¿Qué significa esto? Esta modalidad de juego permite un tope de 100 jugadores por partida, los cuales se lanzan desde el cielo con un paracaídas en el sector de la isla que elijan. Si, el juego se desarrolla en una isla, en la que no sólo hay que preocuparse por los adversarios, sino que también por una tormenta que va cerrándose en distintos puntos, haciendo cada vez menor el espacio de lucha. ¿Quién gana? Gana la última persona en pie. Para hacerlo un poco más comprensible, podemos compararlo con la película de Jennifer Lawrence, Los juegos del hambre. La lucha se da con armas, como rifles, escopetas o subfusiles y francotiradores. Además se suman algunos artefactos explosivos como bombas, granadas y hasta lanza misiles. Uno de los aspectos centrales que lo diferencian de cualquier otro videojuego es el de la construcción: cada jugador, rompiendo cosas o árboles, puede obtener material como madera, ladrillo o piedra, los cuales permiten construir paredes, escaleras y techos. Lógicamente esto es algo sumamente disruptivo en este tipo de juegos y permite que los jugadores se cubran o defiendan, como también lo utilicen para atacar y subir a distintos sectores de la isla.

Igualmente no sólo puede ganar uno. Hay otros tipos de modalidades de juego, como son los dúos (equipos de 2), o el escuadrón (equipos de 4), lo que permite jugar con amigos o con un desconocido con el que nos empareje. Lo interesante es que el juego es multiplataforma, lo que permite ingresar con cualquier consola, como una Play Station o una Xbox o computadora. Quizás en este aspecto se explica la cantidad de usuarios que registra el juego.

Claro, es un aspecto, pero hay otro que es sumamente clave: la gratuidad. Sí, el juego es completamente gratuito, al menos en la modalidad Battle Royale. Hay un modo denominado Salva el mundo, que es pago y no tuvo tanto éxito, al menos en Argentina. La pregunta más común es… ¿Cómo gana dinero la empresa si el juego es gratuito? Sencillo, ofreciendo un pase de batalla, el cual consta de una serie de misiones a cumplir con el fin de obtener monedas. Con este pase se obtienen las que se denominan como Skins, pieles en español, que son los trajes con los que podemos vestir a los personajes. Las monedas, por su parte, sirven para comprar otros trajes o para acumularlas y obtener el pase de batalla de otra temporada.El valor del pase de batalla es de entre 5 y 10 dólares, y comprándolo una vez ya no hay necesidad de volver a adquirirlo, porque se pueden utilizar las monedas para obtener el siguiente.

Sí, porque además el Fortnite se divide en temporadas. Desde su comienzo en 2017 hasta la semana pasada transcurrieron 10 de ellas, en lo que se denominó capítulo 1. Hace algunos días, luego de algunas horas con el juego detenido, se dio inicio a la temporada 2, con algunos cambios que fueron muy bien recepcionados por los jugadores.

Muchos otros juegos llegaron con el fin de intimidar al Fortnite, como fue el caso del Apex, perteneciente a la compañía Origin. Este videojuego desembarcó con grandes números de usuarios, acosando a Epic Games y superándolo en las primeras semanas. Lo cierto es que la repercusión del Fortnite continuó siendo superior, a tal punto de que se llegó a realizar un primer mundial en el estadio del US Open Arthur Ashe, en la ciudad de Nueva York. El argentino de 13 años Thiago, alias King, se quedó con el quinto puesto y obtuvo un premio de USD 900 mil, cosa que fue noticia por el mes de agosto. Miles de streamers y youtubers comparten sus videos y vivos todos los días, consiguiendo millones de visitas. Podemos hablar de nombres como Ninja, en Estados Unidos, o Lolito Fernández, en España, quienes son de los más elegidos en las plataformas.

Lo cierto es que los números del videojuego siguen siendo fenomenales, se siguen acrecentando. Se juega aquí en nuestro país, pero también en China, Estados Unidos, Brasil, España y quien sabe cuántos países del mundo. Su modalidad de juego, sus gráficos, su capacidad de ser multiplataforma y su gratuidad son cuestiones que integran a un público heterogéneo, permitiendo que todos jueguen, que todos tengan la chance de lanzarse a la isla y pelear por la victoria. Sin duda alguna y pese a quien le pese, podemos decir que el Fortnite es uno de los mayores éxitos de esta generación. Por ahora, de morir está más que lejos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *